México sin cabeza
México sin cabeza
México sin cabeza
México sin cabeza
México sin cabeza
México sin cabeza

México sin cabeza

México sin cabeza o La feria de las cabezas rodantes

De Felipe Rodríguez

Música original: Omar Guzmán.

Dirección: Nora Manneck

Sinopsis

Una feria compuesta por seres extraños que narran fábulas macabras ha llegado para reflejar la forma en la que un país completo va perdiendo la cabeza. El sicalíptico presentador de esta feria, mejor conocido como EL DECAPITADOR, nos presentará el menú sangriento que podremos degustar, mientras nos hace testigos de cómo México se debate entre narcofábulas llenas de narcopolítica, y decapitaciones al por mayor. Pronto, la decapitación se convierte en el look de nuestra nación. Y justo cuando algo parecido a la narcoinsurgencia va cobrando mayor sentido, una mujer pone, sorpresivamente, el punto final a esta macabra narración.

Estructurada por cuadros escénicos, México sin cabeza o La feria de las cabezas rodantes, refleja el contexto actual en el que coexisten la política, el narco, la corrupción y la violencia, pero es El Decapitador, personaje inspirado en los escoltas de los grandes capos, quien irá hilvanando cada cuadro para formar un mosaico muy macabro donde se enmarcan nuestros actos y omisiones, como individuos y como sociedad. El fenómeno de la decapitación, esa gran herencia cultural de nuestro pueblo, sirve como una metáfora de la actualidad mexicana. Así, podremos ver la forma en la que un país entero va perdiendo la cabeza por no saber cómo solucionar dos de sus problemas más arraigados: la corrupción y la desigualdad. De este modo, la decapitación es la mejor metáfora de una identidad nacional trastocada que “va perdiendo la cabeza”.

Obra que forma parte de la trilogía de revista política contemporánea “Ratatatataplán”, de Felipe Rodríguez.

La Butaca

“La obra indaga en el concepto de la decapitación como herencia prehispánica, que se une con la realidad actual que vive el país, en la que cada día los titulares muestran la sangre que se derrama por todos lados.  México sin cabeza, reflexión escénica de un país decapitado, es una pieza magnífica de farsa.”

Detalles del proyecto